• BiuNewsbytePhotoOctober2015a.jpg
  • Campus_Ramat_Gan.jpg
  • DSC00137.jpg
  • DSCN8738.jpg
  • DSCN8753.jpg
  • DSCN8791.jpg
  • Edificio_Jim_Joseph.jpg
  • Estudio_de_Tora.jpg
  • HonorisCausa20151.jpg
  • JULY2018.jpg
  • NB042018.jpg
  • NB042018b.jpg
  • NB0717A.jpg
  • NB092017A.jpg
  • NB092017BES.jpg
Septiembre, 2013
 
Científicos israelíes han desarrollado una tecnología que puede permitir a las personas ciegas de nacimiento ver, con la ayuda de una lente de contacto biónica. Una pequeña cámara recibe la información visual del medio ambiente y transmite señales a una lente de contacto biónica.
 
La nueva tecnología, desarrollada por un equipo de la Universidad Bar-Ilan, todavía no ha recibido la aprobación para los ensayos clínicos, pero su viabilidad está siendo probado en personas que ven, con la ayuda de un modelo de simulación de lente biónica.
 
La tecnología consiste en una pequeña cámara que recibe la información visual del medio ambiente y transmite señales a una lente de contacto biónico. La lente pasa las señales a través de electrodos en la córnea y de allí a las áreas sensoriales del cerebro, lo que genera un estímulo que simula la información visual.
 
“Esta tecnología es una buena noticia para la humanidad, sobre todo en llevar la vista a los ciegos de nacimiento sin necesidad de cirugía o dañar otros sentidos u órganos vitales”, dice el Profesor Zeev Zalevsky, jefe de Ingeniería Eléctrica y Nanofotónica de la Universidad de Bar-Ilan, quien dirige el equipo de investigación.
 
Prof. Zeev Zalevsky
 
En los últimos años, varias empresas de todo el mundo han desarrollado un ojo biónico, pero todos ellos se basan en una tecnología que es de poca ayuda a quienes son ciegos de nacimiento. Este sistema, que no pasa por la retina, está dirigido a aquellos que sufren de degeneración de retina.
 
La resolución visual en ojos biónicos existentes es de aproximadamente 16 píxeles, en comparación con un millón de (1 mega) píxeles en un ojo normal. Esto permite a las personas con implantes de ojos biónicos distinguir entre la luz y la oscuridad y las sombras, pero no distinguir objetos o letras enteras, o lograr independencia y movilidad.
 
En contraste, la nueva tecnología israelí es no invasiva y está destinada a proporcionar la vista a los ciegos de nacimiento. La lente biónica estimula los nervios de la córnea en la parte externa del ojo, que están conectados en el cerebro a las áreas que procesan la información sensorial.
 
El objetivo propuesto tendrá unos 10.000 pequeños electrodos que permitan la estimulación de la córnea. “La córnea es la parte más rica del ojo en nervios sensoriales y tiene decenas de miles de puntos sensoriales para que los pequeños electrodos se puedan conectar “, dice Zalevsky.

 

Pin It